Una bola de cristal es una bola de vidrio o de cristal que es utilizada como un instrumento para la clarividencia. Al arte de ver a través de la bola de cristal se le denomina Cristalomancia.

Una práctica alternativa, también utilizada en la adivinación, es el uso de una copa de cristal transparente y redonda llena de agua.

Historia

Las tribus célticas que habitaban la isla de Gran Bretaña desde 2000 a. C., fueron unificadas por la cultura druida, y fueron uno de los primeros grupos que usaron cristales en la adivinación. Es interesante notar que la Religión druídica tenía semejanzas con la Religión megalítica de la antigua Gran Bretaña, por lo que es posible que de ellas haya venido el uso de este tipo de adivinación.

Más tarde, durante el medioevo en la Europa Central (500 – 1500), videntes, magues, hechiceres, médiums, gitanes, adivines y el resto de adivinadores también usaron cristales para «ver» el pasado, el presente o el futuro.

El berilo, debido a su naturaleza transparente, fue a menudo usado en los procesos adivinatorios. Les montañeses escoceses llamaron a estos objetos «piedras de energía». Y aunque las primeras bolas de cristal fueron hechas de berilo, este material fue sustituido más tarde por el cristal de roca, una roca aún más hialina.

La tercera bola de cristal más grande de la historia se encuentra en el muso Penn, y perteneció a la emperatriz china Cixí durante la dinastía Qing,

Bolas de cristal en la protociencia

El doctor John Dee (1527 – 1608 o 1609) célebre matemático, astrónomo, astrólogo, geógrafo y consultor británico de la reina Isabel I dedicó buena parte de su vida a la Alquimia, la Adivinación y a la filosofía hermética; y fue, asimismo, conocido por su uso de bolas de cristal en su trabajo.

Wikipedia. El texto está disponible bajo la Licencia Creative Commons Atribución Compartir Igual 3.0; podrían ser aplicables cláusulas adicionales.

Imágenes: